Latam vs. Sunat: ¿cuál se beneficia de la exoneración tributaria? 

El proyecto de ley, aprobado por el Congreso en primera votación, no beneficiaría a Latam ni perjudicaría de forma significativa la recaudación tributaria. Aquí, las razones.

La discusión pública se centró esta semana en los motivos, impactos y consecuencias del proyecto de ley, aprobado en primera votación por el Congreso de la República el pasado jueves, que exonera de impuestos a las empresas que importan aeronaves (aviones, avionetas, helicópteros, entre otros) y material aeronáutico. Este proyecto de ley restituye un régimen especial tributario vigente durante el 2010 y el 2015. De acuerdo a varios congresistas, la norma fue impulsada para beneficiar nuevamente a Latam Airlines, la principal aerolínea en el Perú, a costa de una pérdida de ingresos para el Estado.

De acuerdo a diversas fuentes consultadas, ni la recaudación tributaria ni las aerolíneas internacionales se vieron impactadas de forma significativa por la normativa anterior. Tampoco lo harían bajo el nuevo proyecto aprobado. SEMANAeconómica explica a detalle las razones. Esta revista se contactó con la Sunat para la elaboración de este artículo, pero no recibió respuesta.

¿En qué consiste la ley?
La propuesta legislativa, aprobada por el Congreso, establece un “régimen de admisión temporal de aeronaves y material aeronáutico, por el plazo de cinco años”. Esto significa que las aerolíneas deberán ‘internar’ permanentemente sus aviones en el país luego de cinco años de operación, en vez de 18 meses, como lo establece el régimen regular. En este momento las compañías aéreas recién tendrían que pagar el IGV y demás impuestos tributarios a la Sunat, comenta María Euyenia Yábar, socia del Estudio Olaechea. Este ‘internamiento’ significa que los aviones no van a salir el territorio nacional, y por lo tanto, sólo podrían ser usados para vuelos nacionales. La intención es que ingrese al Perú para usarse dentro del país, señala Antonio Olórtegui, gerente legal y de compliance de Latam.

Así, una de las principales disposiciones del proyecto de ley es extender el plazo de 18 meses a cinco años para ‘internar’ definitivamente los aviones o sus repuestos y, al final de ese periodo, pagar impuestos por ello.
Otro beneficio de la normativa, aprobada solamente con los votos de Fuerza Popular, es que “acorta el tiempo de depreciación de los activos a cinco años [desde los diez años]”, explica Yábar. Esto significa que el valor contable de un avión pasa a cero en cinco años. El beneficio es que el cálculo de los impuestos se hacen sobre el valor del activo en ese momento (cero); es decir, la empresa está exonerada del pago de estos impuestos tras cinco años.

Impacto en Latam
La aerolínea afirmó, a través de un comunicado oficial, que el “modelo [régimen especial de tributación] no ha sido aplicado por nosotros en los más de 18 años de operación ni lo es en la actualidad”.

Si cualquier aeronave sale del Perú antes de los 18 meses, como lo establece el régimen temporal ‘normal’, la Sunat no hace el cobro de estos impuestos, comenta Yábar, del Estudio Olaechea. Es decir, si un avión de Latam ingresa al Perú y opera en vuelos por hasta 18 meses y luego sale del país, los impuestos tributarios que estaban “suspendidos” hasta el final de este periodo no se cobran. Este es la ‘figura’ usual de régimen temporal de importación que utiliza Latam y otras aerolíneas internacionales. Conviene tener la mayor flexibilidad posible, agrega Olórtegui, de Latam, para poder operar el avión en la mayor cantidad de destinos. Internar un avión de forma permanente va en contra de esta ‘lógica de negocios’.

A raíz del comunicado de Latam, en el que niega haberse acogido al beneficio tributario vigente durante el 2010 y el 2015, la congresista Marissa Glave publicó parte de un documento de la Sunat, al que luego tuvo acceso SEMANAeconómica, en el que se detalla que el “total de tributos suspendidos” para Lan Perú, ahora Latam, es de US$1,341 millones.

Esta contradicción es sólo aparente: la clave está en la diferencia entre “suspensión” y “exoneración” de tributos. El monto señalado corresponde a los tributos que Latam hubiera tenido que pagar de mantener sus aviones por más de 18 meses en territorio nacional, coinciden fuentes consultadas. De haberse acogido al beneficio tributario, luego de cinco años, el monto “suspendido” habría pasado a calidad de “exonerado”.
“El monto total de tributos suspendidos consideran todo lo que ingresa al país, no es exigible ni constituye una deuda”, argumenta Olórtegui.

¿Cuáles son los beneficiados?
El Pleno del Congreso, en medio del debate para la aprobación de la norma, modificó el texto y limitó su ámbito de aplicación a “aquellas empresas que califican como micro, pequeñas y medianas empresas”. Esto deja fuera a todas las aerolíneas comerciales que transportan pasajeros. Sólo se comprenderían a empresas fumigadoras, talleres de reparación de aeronaves y otras, coinciden las fuentes consultadas.

Las empresas que antes la usaban el beneficio entre el 2010 y 2015 fueron las aerolíneas nacionales, que internaban permanentemente sus aviones como Peruvian Airlines, Star Perú y LC Perú. Son estas las aerolíneas que presentan dificultades para hacer frente al nuevo escenario competitivo con el ingreso de las low cost (Viva Air y Jet Smart).

Fuente: SEMANAeconómica
Fecha: 26/10/2017

Déjanos tus comentarios
Subscribe a Nuestro Boletín Electrónico. 

Registrate a Nuestro Boletín Electronico de Actualidad Tributaria de la SUNAT.
Recibiras permanentemente en tu bandeja de correo noticas
de actualidad de los ultimos cambios tributarios de la SUNAT como. 

  • Recientes pronunciamientos SUNAT.
  • Principales reparos SUNAT.
  • Ultimas Resoluciones del Tribunal Fiscal
  • Fiscalización Tributaria Electrónica



Share This Post

Post Comment