Ingresos y flujo de caja no son lo mismo: aprende a diferenciarlos

El portal Entrepreneur.com brinda algunos consejos para mantener un flujo de caja efectivo y sano, que le permita a las pequeñas y medianas empresas, al menos, subsistir.
Para los emprendedores al frente de las pequeñas y medianas empresas (pymes), es importante mantener las finanzas limpias y, para eso, saber las ganancias del flujo de caja.
Los ingresos de un negocio y el efectivo que se tiene disponible no son la misma cosa, y los emprendedores deben saber identificar cuál el flujo de caja y aprender a administrarlo.
Un artículo de Entrepreneur.com, recogido por Pymex.pe, brinda algunas líneas de acción para que los emprendedores administren acertadamente el flujo de caja y tengan las finanzas sanas en su empresa.
Crear un presupuesto
Los dueños de negocios deben calcular cuidadosamente las entradas y salidas del dinero. Los factores a tener en cuenta son los ciclos de ventas, los términos y descuentos que se ofrecen a los clientes, las tasas de morosidad de la industria y otros factores.
Del mismo modo, es necesario estimar los gastos y otros desembolsos de efectivo. Esto incluye el momento de la compra de equipos, materias primas e insumos. También incluye el calendario de pago de salarios, impuestos y otros gastos del día a día.
Monitorear los resultados
Por lo menos una vez al mes (pero con mayor frecuencia si se justifica), el flujo de caja real debe ser comparado con el presupuesto. Si las entradas de efectivo son menos de lo previsto, averiguar la razón del déficit. Si las salidas de efectivo terminan siendo mayor de lo esperado, se debe averiguar la causa.
Una vez que se determinan las razones de las variaciones presupuestarias, la empresa puede hacer las correcciones necesarias, ya sea para el presupuesto o el plan de negocios o de ambos.
Tener un plan B
Independientemente de la cantidad de tiempo y energía que el dueño de un negocio dedica a la creación de un presupuesto, los acontecimientos inesperados pueden surgir causando estragos en el flujo de caja. Durante esos momentos, la empresa podría tener que depender de una fuente contingente de dinero en efectivo para mantenerse en operación.
Las fuentes típicas de financiación contingente incluyen líneas de crédito o bienes personales. Por ello, los emprendedores de negocios deben tener un Plan B. Por ejemplo, un empresario que planea pedir prestado fondos para cubrir un déficit de efectivo debe obtener un préstamo o una línea de crédito en el lugar mucho antes que se necesite el dinero en efectivo.
Aplazar cuentas a pagar
Si no cuenta con efectivo para pre-pagar, no lo haga. Aproveche el plazo máximo que ofrecen los proveedores para pagar las facturas. Se debe considerar que los plazos equivalen a una línea de crédito sin intereses que otorga el proveedor.
De esta forma, uno tendrá tiempo suficiente para obtener el dinero de las cuentas por cobrar sin necesidad de incurrir en el gasto que involucran a las líneas de crédito de corto plazo.
Aprovechar los pagos adelantados
Si puedes pre-pagar, hazlo. Si los proveedores deciden ofrecen un descuento por pago adelantado, no se debe dejar pasar esta oportunidad.
 
Fuente: Diario Gestión 
Fecha: 22/02/2016
Déjanos tus comentarios
Estas Recibiendo Boletines de Actualización?
Suscripción Boletín Electrónico
Suscribete a nuestro boletín de noticias con tu nombre y email para recibir Actualizaciones Tributarias Vía Email.

Share This Post

Post Comment