Caída de precios de los minerales pasa la factura a la recaudación

Publicado, 10 mayo 2013

Si hubiera que resumir el comportamiento de la recaudación tributaria de abril de este año y del resultado acumulado a esa fecha, podría decirse que el efecto negativo de la desaceleración del crecimiento de los sectores primarios ocasionada por la caída de las exportaciones, principalmente mineras (por el descenso de los precios), viene siendo contrarrestada parcialmente por el efecto positivo que viene de las actividades vinculados a la demanda interna (sectores no primarios) y por los esfuerzos de la Sunat para ampliar la base tributaria y el cumplimiento del pago de los impuestos.

Aun cuando la tendencia negativa de las exportaciones mineras se mantiene en lo que va del año (y probablemente en los próximos meses), para lo que resta del año la Sunat estima que se observarán tasas de variación positiva de los ingresos tributarios, lo cual permitirá que a fines de este año se logre una presión tributaria (relación entre ingresos tributarios y el PBI) similar a la del 2012 (un poco más de 16% del PBI), informó a Gestión la jefa de dicha superintendencia, Tania Quispe.

Este resultado esperado implica que la presión tributaria, sin incluir la minería ni hidrocarburos, continuará creciendo a razón de 0.7 puntos porcentuales, similar al 2012, para llegar a 14.17% del PBI, lo cual se explica por las mejora en la recaudación de los medianos y pequeños contribuyentes y en los sectores no tradicionales.

Resultado de abril
La caída de la recaudación en 5.2% en abril se explica principalmente por los menores ingresos obtenidos en la regularización anual del pago del Impuesto a la Renta.

El descenso pudo ser mayor si el impacto de las menores exportaciones no hubiese sido contenido en parte por el dinamismo de la demanda interna, que implica un mayor esfuerzo de la Sunat, sostiene Quispe.

“La Sunat viene trabajando fuerte para amortiguar el efecto negativo del sector exportador en la recaudación y para ello el trabajo se ha centrado en cómo controlar mejor al sector no tradicional que tiene un alto nivel de crecimiento (construcción, servicios, comercio, manufactura)”.

Esto último se refleja claramente en el crecimiento de la recaudación del IGV interno en abril (6.9%, ver gráfico) y en el primer cuatrimestre (6%) y también en el IGV de importaciones (11.4%).

EL DATO
Pesca. En el primer semestre del año, la contribución del sector pesca a la recaudación total fue baja (0.4 puntos porcentuales) y los ingresos provenientes del mismo cayeron 36%.

Fuente: Gestión

Déjanos tus comentarios

Share This Post

Post Comment