Aprueban Reglamento de la Ley N° 30709, Ley que prohíbe la discriminación remunerativa entre varones y mujeres

DECRETO SUPREMO Nº 002-2018-TR.

Fecha de Publicación : 08 de marzo del 2018.

Mediante el presente decreto, se aprueba el Reglamento de la Ley N° 30709, Ley que prohíbe la discriminación remunerativa entre varones y mujeres, que consta de cuatro títulos, trece artículos, cinco Disposiciones Complementarias Finales y tres Disposiciones Complementarias Modificatorias.

El reglamento en mención establece que el empleador tiene la obligación de evaluar y agrupar los puestos de trabajo en cuadros de categorías y funciones aplicando criterios objetivos, en base a las tareas que entrañan, a las aptitudes necesarias para realizarlas y al perfil del puesto. Se precisa, que la evaluación objetiva de los empleos puede llevarse a cabo por medio de cualquier metodología elegida por el empleador; sin embargo, añade que el contenido mínimo de los de dichos cuadros debe ser el siguiente: i) Puestos de trabajo incluidos en la categoría; ii) Descripción general de las características de los puestos de trabajo que justifican su agrupación en una categoría; y iii) La ordenación y/o jerarquización de las categorías en base a su valoración y a la necesidad de la actividad económica.

Asimismo, dispone que todo empleador tiene la facultad de establecer sus políticas remunerativas, fijar los requisitos para la percepción de la remuneración y determinar sus montos, sin embargo, está prohibido incurrir en discriminación directa o indirecta por motivo de sexo. En caso el trabajador alegue actos de discriminación, el empleador debe acreditar que los puestos de trabajo implicados no son iguales y/o no tienen el mismo valor. Está permitido, pero, que por excepción los trabajadores pertenecientes a una misma categoría pueden percibir remuneraciones diferentes, cuando dichas diferencias se encuentren justificadas en criterios objetivos tales como la antigüedad, la negociación colectiva, la escasez de oferta de mano de obra calificada para un puesto determinado, la experiencia laboral, desempeño, el lugar de trabajo, entre otros.

Por otro lado, se encargó a la Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral (Sunafil) que expide las directivas y/o protocolos necesarios para la fiscalización de las obligaciones previstas en esta norma, aclarando que esta entidad en el presente año solo realizará acciones de orientación dirigidas a garantizar su adecuada implementación.

Déjanos tus comentarios

Share This Post

Post Comment